Ciudad densa y compacta, con protagonismo del transporte público

Home/DCN, Destacadas/Ciudad densa y compacta, con protagonismo del transporte público

Ciudad densa y compacta, con protagonismo del transporte público

El objetivo de las ciudades del siglo XXI es preservar los valores ambientales y maximizar la eficiencia de los recursos, invadiendo el menor territorio posible. Pero también para favorecer la cohesión social y la generación de espacios comunes con vida las 24 horas del día. Las ciudades compactas y densas ofrecen más oportunidades a sus habitantes. Cuentan con una amplia masa crítica que permite desarrollar, entre otros servicios, un sistema de transporte público lo suficientemente potente como para convertirse en una alternativa real al vehículo privado.

Todo ello contribuye a la conservación del medio ambiente, reduciendo los niveles de contaminación, pero también facilita la vida del ciudadano, que ahorra tiempo en sus desplazamientos e, incluso, reduce las necesidades de traslados.

“La dispersión y segregación de las ciudades provoca desplazamientos más largos y esto genera que las personas acudan al coche para ir de un lugar a otro” explicó el consejero delegado y director técnico en Tema Grupo Consultor, Guillermo Maldonado, durante un encuentro organizado por El Mundo en colaboración con Distrito Castellana Norte en el que también participaron el director asociado de Infraestructuras y Urbanismo en Arup, Flavio Tejada,  y el profesor asociado de la IE School of Architecture and Design y experto en construcción de smart cities, Daniel Fletcher.

“Si confeccionamos la ciudad para que los desplazamientos sean más cortos, podemos emplear sistemas de transporte público que den un servicio menos contaminante y más sostenible”, señaló Maldonado.

 No consiste en descartar ningún modo, no hay que expulsar al vehículo privado, sino darle el espacio que realmente le corresponde.

Los expertos destacaron durante el debate que en el contexto europeo “es muy difícil” encontrar un proyecto con la ubicación estratégica de Madrid Nuevo Norte y con una dotación de sistemas de transporte como la ya existente “más lo que se prevé en su ejecución”. Otra de las ventajas de este proyecto “es que esta zona tiene mucha población, medio millón de personas están en el entorno de la corona norte de Madrid y que se pueden beneficiar directamente de esta columna vertebral”, destacó Flavio Tejada.

Chamartín ofrece a Madrid una oportunidad única. Se convertirá en un hub de transportes clave, núcleo de la Alta Velocidad de Madrid, “por lo que su accesibibilidad no va a ser únicamente metropolitana y regional, sino nacional, gracias a su cercanía con el aeropuerto, que se encuentra a 15 minutos.  “La accesibilidad es global desde este hub de transportes”, explicó Flavio Tejada.

El reto del proyecto es hacer partícipes de la gran oportunidad que tiene este punto de máxima accesibilidad a zonas hasta ahora aisladas como Fuencarral, Las Tablas o Montecarmelo. “Madrid Nuevo Norte deberá crear una espina vertebral y, a su vez, corredores transversales de transporte público que permitan esa redensificación e intensificación de actividades. No es difícil con los viales que tenemos más la incorporación de otras opciones como carriles para bicicletas”, destacó Flavio Tejada.

“Hay que recuperar el concepto de ciudad”, añadió Tejada, porque “si para acceder a un centro educativo necesitas un vehículo, la ciudad no está bien diseñada”. En este marco, explicó que el modelo de ciudad que se crea está condicionado por la movilidad, “no son las infraestructuras con las que se dota, sino el propio modelo urbano”, el de una “ciudad densa, compacta, mixta, con mezcla de usos en la que todas las opciones de transporte tengan su protagonismo. No consiste en descartar ningún modo, no hay que expulsar al vehículo privado, sino darle el espacio que realmente le corresponde.

En este sentido, Maldonado apuntó que Madrid “no es una ciudad especialmente congestionada, sino en corredores y horas”. A su juicio, la solución “no pasa por hacer más carriles, lo que supondría un efecto llamada para los coches” sino que “la solución está en el urbanismo: la construcción de las ciudades expansivas nos ha hecho dependientes del coche”. La clave, por tanto, está en diseñar la ciudad “para que los desplazamientos sean más cortos, lo que permitirá emplear sistemas de transporte público que den un servicio menos contaminante y más sostenible”.

Por su parte, Daniel Fletcher destacó que Madrid Nuevo Norte, como proyecto de futuro, y a largo plazo tendrá que incorporar todas las novedades tecnológicas y nuevos sistemas de movilidad que facilitarán la elección del sistema de transporte más eficiente para cada traslado.

2017-12-04T18:28:50+00:00 04-12-17|DCN, Destacadas|

Nuestro sitio web utiliza cookies con la finalidad de poder recabar información acerca del uso del sitio web.

Utilizamos cookies propias y de terceros con la finalidad de facilitar su navegación e identificar problemas para mejorar nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí ACEPTAR

Aviso de cookies