DCN coloca a la persona y su calidad de vida en el centro del diseño urbano

Home/Barrios, Begoña, Chamartín, DCN, Destacadas, Fuencarral/DCN coloca a la persona y su calidad de vida en el centro del diseño urbano

DCN coloca a la persona y su calidad de vida en el centro del diseño urbano

Acorde a la responsabilidad social que todo desarrollo urbanístico conlleva, el proyecto de DCN ha concebido un gran parque lineal que, en paralelo a las vías ferroviarias, conectará la ciudad con el Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares. Insertado en una extensa red de espacios verdes de más de medio millón de metros cuadrados, este parque aspira a convertirse en el hilo vertebrador que genere una mayor sostenibilidad en los núcleos urbanos afectados: en primer lugar, a través de los usos recreativos que el propio parque ofrece; y, por otra parte, al facilitar las conexiones entre el campo y la ciudad. En esta línea, el proyecto enlazará con las ampliaciones de los Parques de Begoña, Las Tablas, Tres Olivos y Montecarmelo.

Situación actual de los terrenos por los que discurrirá el parque lineal

Situación actual de los terrenos por los que discurrirá el parque lineal

Susana Isabel, Senior Planner en Madrid de la empresa de ingeniería y arquitectura Arup, considera que iniciativas de este tipo no sólo “incrementarán la calidad urbana y paisajística de la zona”, sino que permitirán superar “la falta de cohesión social que generan las barreras arquitectónicas” que condicionan a los barrios del norte de Madrid. La idea de convertir este parque en un plano que avance en paralelo a la red viaria y que permita toda la circulación peatonal y ciclista de forma segura es coherente con “la nueva forma de hacer urbanismo hoy en día”, según esta experta. Susana Isabel apunta al High Line neoyorquino, un parque urbano elevado que transcurre sobre la antigua línea de ferrocarril New York Central Railroad, como un buen ejemplo de ello: “Lo que hace este proyecto es reconvertir una infraestructura obsoleta en una zona verde, poniendo a la persona y a su disfrute en el centro del diseño. Además, este parque lineal es un importante conector en Manhattan. El éxito de esta iniciativa ha sido enorme”. En España, algunas actuaciones de regeneración urbana similares son la ría de Bilbao y la transformación del Turia, en Valencia.

Al servicio de la comunidad

En opinión de Susana Isabel, un proyecto como el de DCN sería capaz incluso de transformar los usos cotidianos de los vecinos y madrileños: “Gracias a que estarán interconectados, tanto los trabajadores como los residentes y visitantes de esta zona tendrán una proximidad enorme a un espacio natural protegido. Que suceda algo así en la capital de un país es bastante inusual y creo que esta proximidad puede afectar de forma permanente en las rutinas y costumbres de estos usuarios. Hoy día, cuando la sociedad tiende al sedentarismo es clave que las estructuras urbanas se pongan al servicio de la comunidad y que, a través del diseño, promuevan los desplazamientos más sostenibles, a pie o en bicicleta, que reduzcan la contaminación y el tráfico y fomenten hábitos más saludables en la sociedad. Está demostrado que la exposición a estos entornos atractivos, verdes y naturales contribuye al bienestar físico y mental, reduciendo el estrés, e influye positivamente en el ritmo de vida que aquí en la capital se acelera. También puede afectar al paradigma de movilidad de la ciudad, primando el desplazamiento por medios más sostenibles frente al vehículo privado”.

 

Imagen del parque central de Distrito Castellana Norte

Imagen del parque central de Distrito Castellana Norte

Otro de los beneficios del parque lineal de DCN es que ofrecerá un peculiar itinerario por la historia y la cultura de la capital, subrayando la importancia de los hitos arquitectónicos que marcan su recorrido. Dos muestras de ello son el edificio Profiden –un inmueble protegido y de vanguardia realizado por el Estudio Corrales y Molezún en 1960– y la abundante ingeniería hidráulica que marca el territorio. Además, DCN creará un espacio de alto valor ambiental, con especies propias del Parque Regional, a modo de antesala de El Pardo. Desde allí, en dirección norte, la ruta superará la barrera actual del nudo de Fuencarral –lo que permitirá unirse con Nuestra Señora de Valverde– y finalmente conectará con el Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares.

En coherencia con el objetivo de situar al ciudadano como eje de su actuación urbanística, el proyecto de DCN apuesta por la creación de espacios verdes polivalentes, sostenibles e integradores. Se trata, en definitiva, de recuperar la ciudad para sus habitantes. La idea subyacente es que una mejor ciudad hace mejores ciudadanos.

 

 

2017-05-24T09:23:51+00:00 20-02-17|Barrios, Begoña, Chamartín, DCN, Destacadas, Fuencarral|

Nuestro sitio web utiliza cookies con la finalidad de poder recabar información acerca del uso del sitio web.

Utilizamos cookies propias y de terceros con la finalidad de facilitar su navegación e identificar problemas para mejorar nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí ACEPTAR

Aviso de cookies