DCN recupera la esencia de la calle Valverde

Home/Barrios, Destacadas, Fuencarral/DCN recupera la esencia de la calle Valverde

DCN recupera la esencia de la calle Valverde

La propuesta municipal apunta a un empeoramiento del problema del tráfico

El gran crecimiento de Madrid y sus infraestructuras han enclaustrado al pueblo de Fuencarral entre las autovías M30, M40 y M-607 y el vacío de la playa de vías de Chamartín y Fuencarral. Estas barreras hacen muy compleja la conexión del barrio con Paseo de la Castellana y con el Este de la ciudad.

Internamente, las calles Nuestra Señora de Valverde y Llano Castellano funcionan como el eje vertebrador del tráfico Norte-Sur, mientras que la avenida Cardenal Herrera Oria establece la conexión occidental con los barrios de Mirasierra y El Pilar.

Esta situación genera problemas de convivencia de vehículos y peatones, así como molestias para los vecinos derivadas de la contaminación acústica y atmosférica.

Comparativa red de conexiones viarias_Fuencarral

DCN prolonga La Castellana

Ante esta situación, Distrito Castellana Norte, en su afán por convertir el norte de la ciudad en un lugar atractivo, donde la calidad de vida es una prioridad, contempla sacar el tráfico de paso de Nuestra Señora de Valverde y generar unas nuevas conexiones naturales, enfocadas a la movilidad blanda para el barrio.

En concreto, DCN contempla en su proyecto la prolongación de la Castellana, que se convertiría en el eje natural entre el Nudo de Fuencarral y el Nudo Norte y evitaría que el tráfico de paso utilice Nuestra Señora de Valverde y Llano Castellano. De esta forma, esta calle se convertiría en una vía de carácter local y, por tanto, en un verdadero espacio de convivencia para los vecinos del barrio.

Además, el plan de DCN para el Nudo Norte permitiría conectar el barrio con el Sur de Madrid gracias a una gran glorieta urbana con acceso a las principales infraestructuras viarias (Calle-30, M-607, M-11 y Castellana Sur), y a tres nuevos pasos sobre la Calle-30.

Frente a ello, las soluciones que plantea el Consistorio en su propuesta apuntan, previsiblemente, a un empeoramiento de los problemas del tráfico en Fuencarral.

En vez de prolongar la Castellana, la propuesta municipal se limita a prolongar la Calle Agustín de Foxá hasta Nuestra Señora de Valverde, a la altura de la intersección con la Calle Antonio Cabezón, la actual entrada a la estación de Cercanías de Fuencarral.

Por otro lado, la remodelación del Nudo Norte propuesta por el Consistorio se limita a paliar sin resolver los problemas más acuciantes de dicha intersección, pero no se mejoran los accesos del barrio, que sigue aislado con respecto al sur de la ciudad.

El final de la Castellana que propone el Ayuntamiento se resuelve mediante un túnel que termina en la actual intersección con semáforos del final de Mauricio Legendre y el final de Llano Castellano. De esta forma, se genera en este punto un nudo gordiano de imprevisibles consecuencias en cuanto a tráfico, contaminación y ruido.

 

2017-05-24T09:24:04+00:00 20-06-16|Barrios, Destacadas, Fuencarral|

Nuestro sitio web utiliza cookies con la finalidad de poder recabar información acerca del uso del sitio web.

Utilizamos cookies propias y de terceros con la finalidad de facilitar su navegación e identificar problemas para mejorar nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí ACEPTAR

Aviso de cookies