“En el barrio de Castilla hay un déficit importante de instalaciones deportivas”

Home/Barrios, Chamartín, DCN, Destacadas/“En el barrio de Castilla hay un déficit importante de instalaciones deportivas”

“En el barrio de Castilla hay un déficit importante de instalaciones deportivas”

La Voz entrevista a Francisco Coll, director deportivo del Club Castilla-Chamartín

Murciano de origen y vecino del barrio de Castilla desde hace doce años, Francisco José Coll es la cabeza visible del club de fútbol Castilla-Chamartín, de apenas tres años de recorrido y donde, por el momento, entrenan chavales de seis a nueve años. Este club privado responde al empeño de un grupo de padres no conformes con la falta de instalaciones e iniciativas para la práctica de este deporte tan popular en la zona. Distrito Castellana Norte se ha fijado en él y ha decidido patrocinarlo para la temporada 2017-2018.

  • ¿Cómo les afecta la escasez de instalaciones deportivas en la zona?

En el barrio de Castilla hay un déficit de instalaciones deportivas municipales, las que hay están obsoletas y abarrotadas, de hecho, al principio nos teníamos que conformar con alquilar un cuarto de campo. En el polideportivo municipal Vicente del Bosque (avenida Monforte de Lemos) los horarios que nos daban rondaban las nueve de la noche y las instalaciones de Pradillo quedan lejos. En cuanto a las privadas (en colegios de la zona), no hemos tenido acceso a ellas esta temporada. Ahora mismo entrenamos en el barrio de Mirasierra, concretamente en las instalaciones municipales del Mirador de la Reina.

  • ¿Qué tal está comunicado el sitio?

La estación de metro más próxima es Lacoma y en coche está a unos quince minutos, dependiendo del nivel de atasco. Entrenamos a las seis de la tarde y, para llegar allí desde la zona de Chamartín, hay que ir hacia el nudo norte, que entre las 5 y las 6 de la tarde, la hora de salida de los colegios, suele estar bastante congestionado. También hay mucha gente que no dispone de vehículo y tiene que tirar de transporte público, hacer un tramo en metro y otro andando, porque el autobús urbano no llega, y con los deberes y demás… todo se complica.

  • ¿Qué supone para las familias este desplazamiento?

Entre semana, en jornadas escolares y de trabajo, cuesta mucho a las familias tener que desplazarse fuera del barrio para una actividad extraescolar. Al ser nuestros centros de referencia los colegios de la zona de Chamartín, este desplazamiento rompe la logística familiar.

“Practicar deporte en el propio barrio ayuda a la cohesión social”

  • ¿Qué ventajas encuentra en practicar el deporte en el propio barrio?

Una actividad deportiva ha de tener como referencia a un barrio y necesita que se desarrolle dentro de él, porque si no se pierde ese nexo de unión con la zona que lleva a estos chavales a sentir que defienden los colores de su barrio. Esto ayuda a la cohesión social, a la socialización de los niños de los distintos colegios que se reúnen alrededor de un objetivo común.

  • ¿Cómo cree que es la afición a practicar deporte en esta zona?

Comparado con otros barrios de Madrid es menor que la que hay en Vallecas, Arganda, etc. Allí las familias lo viven con mayor intensidad, tienen más espacio de relación, hay familias más jóvenes y se hace más vida en la calle. Aquí, en cambio, hay poca construcción de obra nueva y es cara, por lo que no atrae a familias jóvenes.

  • ¿Qué ha supuesto para el club que Distrito Castellana Norte le patrocine?

Supone una inyección moral por parte de un actor tan importante en la zona y además nos permite adquirir material y reducir la cuota a las familias. Esta iniciativa está en línea con la voluntad común de hacer barrio y, entre todos, relanzar esta parte de Madrid, cada uno en su área de trabajo.

  • ¿Cuál es su perspectiva del estado del barrio, como vecino?

La gente está bastante insatisfecha con los niveles de deterioro que tiene la zona, tanto a nivel de edificios como de higiene de la calle, inseguridad y asentamientos ilegales en un centro neurálgico, con las Cuatro Torres y la estación de Chamartín al lado. A esto hay que sumar la falta de vertebración del barrio.

  • ¿Cómo cree que cambiaría las cosas el desarrollo urbanístico propuesto por DCN?

En primer lugar, nos daría acceso a unas instalaciones deportivas cercanas. También atraería más población joven, aparte de mucho trabajo, cuyo centro de referencia sería el barrio de Castilla, con lo cual habría más potencial demográfico, más viviendas, más colegios, zonas de ocio y más posibilidades de entrenar cerca de los centros educativos y de la residencia de las familias. Todos salimos ganando.

2017-05-04T07:42:49+00:00 04-05-17|Barrios, Chamartín, DCN, Destacadas|

Nuestro sitio web utiliza cookies con la finalidad de poder recabar información acerca del uso del sitio web.

Utilizamos cookies propias y de terceros con la finalidad de facilitar su navegación e identificar problemas para mejorar nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí ACEPTAR

Aviso de cookies