Los vecinos, expectantes ante la regeneración del norte de Madrid

Home/Barrios, Begoña, Chamartín, DCN, Destacadas, Fuencarral, Las Tablas, Montecarmelo, Tres Olivos/Los vecinos, expectantes ante la regeneración del norte de Madrid

Los vecinos, expectantes ante la regeneración del norte de Madrid

Los ciudadanos del norte de Madrid aguardan con gran expectación la puesta en marcha del proyecto para recuperar esta zona desaprovechada de la ciudad. En este artículo, vecinos de Madrid que viven o trabajan en los barrios vinculados al proyecto, expresan en este artículo las razones por las que quieren que el desarrollo arranque ya.

Gloria Hermoso. Ama de casa. 

“Cuando empezaron a construir los PAU pensé que darían mucha vida a esta zona, que está totalmente abandonada”, comenta esta madrileña y vecina del barrio de Fuencarral de toda la vida. “Pero lo cierto es que nos hemos quedado aislados por culpa de la vías del tren. He visto que el proyecto contempla soterrarlas y ampliar la Castellana, eso nos uniría con los barrios más jóvenes”.

 

Rosa Arroyo. Economista. 

Vive desde hace más de 20 años en Chamartín y, aunque lo considera de los mejores barrios de Madrid, afirma que está poco pensado para hacer vida en familia. “Claramente faltan zonas verdes. Necesitamos más parques y espacios para disfrutar con niños, y este nuevo proyecto cuenta con ellos. Por eso, confío en que suponga una gran inyección para el barrio, que se ha quedado anticuado”. Ya que la estación será el eje central, Rosa espera que no se le aplique solo un “lavado de cara y que se modernicen los accesos, el parking y la propia estación”.

 

Fernando Puente. Programador. 

“Además de las viviendas y la reforma de la estación, este distrito va a ser un punto de referencia de la ciudad. Pasará a convertirse en la City, como se conoce en el resto de Europa a la zona financiera”, explica este profesional, que cada día conduce desde Arturo Soria, donde vive, hasta Chamartín, para trabajar. “Esta inversión no solo va a beneficiar a los vecinos o trabajadores de la zona, sino que supondrá una inyección importante para toda la ciudad;  hablan de la creación de más de 200.000 nuevos empleos y eso es importante para Madrid”.

 

 

Natalia Gutiérrez. Arquitecta.

“La noticia de que el proyecto va a ser una realidad llega con retraso”, pero como arquitecta opina que “va a ser algo moderno y europeo de verdad, supondrá una auténtica revolución para la zona norte de Madrid. Estoy segura de que va a generar mayor actividad económica y empleo. Es un proyecto ambicioso pero sostenible a nivel medioambiental. Me preocupa el tema de los accesos: o mejoran las conexiones o la zona norte de Madrid se puede convertir en una ratonera”.

 

Sergio Cortina. Actor y vecino.

“Madrid necesita una nueva zona de negocios; la de AZCA ha quedado bastante obsoleta. Me alegra además que se limite el número de viviendas y piensen en las de protección pública. Hay que contar con los vecinos, sobre todo con los menos favorecidos. En mi caso, será una oportunidad para adquirir una vivienda en el barrio por el que me muevo. Creo que la zona al sur de la M-30 estaba desaprovechada y es el sitio perfecto para cerrar negocios en Madrid, por su cercanía con el aeropuerto y los accesos a la M-30 y M-40”.

 

 Carlos Jiménez. Informático.

A este joven madrileño, que trabaja desde hace siete años en una empresa en el polígono de Malmea, no deja de sorprenderle que un enclave tan céntrico y privilegiado de la capital esté ocupado por naves y trasteros. “El proyecto de prolongación de la Castellana va a marcar un antes y un después en esta zona. Es ridículo que se esté malgastando un terreno tan céntrico y valioso como este para almacenes y naves. Sé que el proyecto contempla  zonas verdes y construcción de viviendas. Ojalá pudiera hacerme con alguna, porque es una zona de Madrid privilegiada para vivir”.

 

José Orlando. Repartidor/transportista.

“Conozco el barrio como la palma de mi mano y la cosa va a peor”, afirma este nicaragüense, que lleva más de 22 años en Madrid y se mueve por la zona de Fuencarral-Malmea. “El polígono está casi abandonado, muchas empresas han tenido que cerrar y comienza a parecer una ciudad fantasma. La parte más marginal es la que ocupan las chabolas, parece mentira tanto contraste, tanta diferencia a solo unos metros de las Cuatro Torres y plaza de Castilla. Estoy seguro de que el proyecto dotará de mucha vida al barrio”.

 

Ángel Valverde. Propietario de un kiosco en Fuentechica.

 “A los fuencarraleros nos dio mucha vida el metro y ahora el proyecto va a volver a revolucionar el barrio, que empezaba a ser una ciudad dormitorio. Con las nuevas viviendas, zonas verdes y de ocio volverá a tener más vida. Llevan muchos años dándole vueltas, pero por fin se ha firmado. Además, están teniendo en cuenta a los vecinos, sería muy difícil hacer esto sin nosotros. Nos sentimos implicados. Hay hasta una web (vecinosmadridnorte.com) para dejar comentarios y sugerencias”.

 

Beatriz Martín. Enfermera.

Esta catalana, que trabaja en el hospital Ramón y Cajal, llegó a Madrid hace doce años y reconoce que hace vida sin salir de la zona norte de Madrid. “Veo claramente las diferencias entre unas zonas y otras. Hay una zona más nueva, la de los barrios de Las Tablas y Montecarmelo, que están totalmente aisladas del barrio de Fuencarral. No han sabido hacerlo. Seguimos sin ambulatorio, tenemos que ir al de Fuencarral, pero la conexión es muy complicada; aun estando tan cerca nos resulta imposible ir andando por lo aislados que estamos. Confío en que el proyecto elimine estas barreras”.

 

Rosario Rodríguez. Abogada.

“Para los vecinos de Las Tablas la aprobación de este proyecto era vital. Cuando compramos nuestros pisos lo hicimos con la promesa de que existiría un gran plan para impulsar esta zona”. Además, van a “tener muy en cuenta las zonas verdes, algo fundamental para el tipo de familias que vivimos por aquí, jóvenes con niños. Sé que están contando mucho con la opinión de los vecinos y que hay incluso varios puntos de atención a los ciudadanos. Me parece vital que nos escuchen, solo así podrán conocer las necesidades reales del barrio”.

 

Comparte con nosotros qué es lo que más te gusta de este proyecto. Envíanos tu testimonio a info@dcnmadrid.com.

Nuestro sitio web utiliza cookies con la finalidad de poder recabar información acerca del uso del sitio web.

Utilizamos cookies propias y de terceros con la finalidad de facilitar su navegación e identificar problemas para mejorar nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí ACEPTAR

Aviso de cookies