Madrid Nuevo Norte, un proyecto de consenso

Home/Barrios, DCN, Destacadas/Madrid Nuevo Norte, un proyecto de consenso

Madrid Nuevo Norte, un proyecto de consenso

El nuevo proyecto para la regeneración del norte de la ciudad nace con una clara visión estratégica: mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, generando actividad económica en un espacio vibrante de usos mixtos, lleno de posibilidades. Una oportunidad única para desarrollar un proyecto vanguardista que marcará tendencia a nivel internacional, en el que la sostenibilidad guiará todas las fases de la actuación.

Madrid Nuevo Norte será posible gracias al compromiso de los distintos actores involucrados. Para desarrollar el proyecto será necesario modificar el Plan General de Ordenación Urbana de Madrid, con el fin de adaptarlo a la visión estratégica consensuada para el Norte de Madrid.

Cinco ámbitos independientes bajo un diseño global

A partir de ahora, la iniciativa del planeamiento es pública, y se desarrollará en cinco ámbitos independientes, en los que los terrenos de las vías ferroviarias que no se transforman se excluyen y no generan edificabilidad.

Estos cinco ámbitos son: Estación de Chamartín, Distrito de Negocios, Fuencarral-Malmea, Fuencarral-Tres Olivos y Fuencarral-Las Tablas. En todos ellos habrá un mix de usos.

Los dos primeros, situados al Sur de la Calle 30, tendrán un uso mayoritario terciario, consolidando el Distrito de Negocios que necesita Madrid. En esta zona se aboga por los usos mixtos, por lo que, además de edificios de oficinas de última generación, habrá viviviendas, espacios públicos, comercios, equipamientos, zonas verdes, etc.

Al norte de la Calle 30 el uso predominante será residencial, acorde con los barrios que rodean la zona de actuación.

En todo el desarrollo habrá unas 11.000 viviendas, de las que el 20% será vivienda protegida, el doble de lo establecido por Ley.

Reparto equilibrado de cargas urbanísticas

Por otro lado, con Madrid Nuevo Norte se redistribuye la asunción de cargas urbanísticas, debido a la reducción de la edificabilidad. De esta forma, los propietarios de cada uno de los ámbitos asumirán las cargas de ejecución de la urbanización de forma proporcional a la superficie de suelo aportada.

El coste del Nudo Norte y el Nudo de Fuencarral será asumido por el Ayuntamiento de Madrid a petición propia, y también será responsable de las obras. Por su parte, Distrito Castellana Norte asumirá el coste de las obras del Metro (3 estaciones nuevas) y el Canal de Isabel II, aunque será la Comunidad de Madrid quien ejecute las obras.

El cubrimiento de las vías al sur de la Calle 30, detrás de la Estación de Chamartín será una carga proporcional a los suelos aportados por los propietarios de este ámbito, y será Adif quien ejecute las obras.

2018-01-11T17:54:08+00:00 11-01-18|Barrios, DCN, Destacadas|

Nuestro sitio web utiliza cookies con la finalidad de poder recabar información acerca del uso del sitio web.

Utilizamos cookies propias y de terceros con la finalidad de facilitar su navegación e identificar problemas para mejorar nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí ACEPTAR

Aviso de cookies