Preservar los valores ambientales, un reto del urbanismo sostenible

Home/DCN, Destacadas/Preservar los valores ambientales, un reto del urbanismo sostenible

Preservar los valores ambientales, un reto del urbanismo sostenible

La lucha contra el cambio climático y la explotación insostenible de los recursos naturales son cuestiones que ocupan el primer plano en la actualidad del debate político y social, tanto a nivel internacional como nacional. Nos enfrentamos a un reto global que requiere de una respuesta integrada a nivel local, teniendo en consideración las particularidades de cada territorio para afrontar estas problemáticas de la manera más conveniente y efectiva.

Por suerte, en los últimos años han surgido nuevas iniciativas y acuerdos, así como actores que han asumido este desafío con el firme compromiso de avanzar hacia un futuro sostenible, respetuoso con el planeta y sus valores ambientales. No debemos olvidar que la Tierra no es la herencia de nuestros padres, sino el préstamo de las generaciones que están por llegar.

La firma de ingeniería ARUP ha realizado un análisis profundo de los acuerdos vigentes y marcos globales para definir qué es la sostenibilidad e identificar las categorías sobre las que se apoya. Si hace unos días ahondamos en la Categoría 1, “Regeneración urbana y sostenibilidad económica“, ahora nos centramos en la segunda, “Preservación de los valores ambientales”. Dentro de esta categoría confluyen una serie de parámetros como son la mitigación del cambio climático; la protección del suelo; la red de zonas verdes; la protección del sistema hidrológico; y la biodiversidad y ecosistemas.

Acercar la naturaleza a la ciudad

El medio ambiente ha pasado de ser un valor que debe preservarse a un activo del diseño urbano, que puede aportar grandes beneficios sociales y económicos. Las ciudades deben poder conectar a las personas con la naturaleza y, a la vez, ser capaces de preservar y potenciar los valores ambientales del territorio.

Asimismo, es de vital importancia lograr una armonía entre el activo ambiental natural y la arquitectura. El trazo de las calles, plazas públicas y parques, así como la limpieza y seguridad del ámbito urbano y su calidad ambiental, entre otros factores, logran que un proyecto urbanístico sea agradable para vivir y redunde en una mejor calidad de vida de las personas.

Transformación ejemplar 

En su informe, ARUP destaca como ejemplo de mejores prácticas en la categoría de “Preservación de los valores medio ambientales” la actuación Treasure & Yerba Buena Islands, localizada en San Francisco (EEUU). Se trata de un proyecto de transformación de dos islas de la bahía: recuperando la isla natural de Yerba Buena y regenerando la isla artificial de Treasure Island, antigua base naval.

Se trata de una excepcional red de parques y espacios públicos, con 120 de las 180 hectáreas del desarrollo dedicadas a zonas verdes. El plan contempla un modelo de usos mixtos enfocado a la preservación y protección de las áreas naturales y un estudio de las vulnerabilidades del entorno para abordar los riesgos futuros derivados del cambio climático.

Foto área del ámbito de actuación. Jitze Couperus

 

2017-12-07T18:22:43+00:00 08-12-17|DCN, Destacadas|

Nuestro sitio web utiliza cookies con la finalidad de poder recabar información acerca del uso del sitio web.

Utilizamos cookies propias y de terceros con la finalidad de facilitar su navegación e identificar problemas para mejorar nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí ACEPTAR

Aviso de cookies