La dimensión de la actuación da buena muestra de la gran oportunidad que representa para Madrid. Los terrenos sobre los que se va a desarrollar el proyecto se extienden a lo largo de una franja alargada de 5,6 kilómetros de longitud y hasta 1 kilómetro de ancho, que atraviesa el norte de Madrid, desde la calle Mateo Inurria, junto a Plaza de Castilla, hasta la M-40. La misma distancia que hay desde Neptuno hasta Plaza de Castilla.

En total, abarca de una superficie de 3.290.204 m2, de los cuales, y tras descontar el espacio que ocupan las vías del tren y la M-30, únicamente se actuará sobre 2.357.443 m2.*

*Superficie bruta y superficie de suelo urbano no consolidado estimadas en la memoria de la Modificación Puntual del Plan General (en adelante MPG).