Los más de 400.000 m2 de zonas verdes de Madrid Nuevo Norte formarán una extensa red con los parques ya existentes y se articularán en torno a dos actuaciones singulares:

1. El llamado Parque Central es el nuevo espacio verde singular que se creará sobre el cubrimiento de las vías de Chamartín. Con una superficie de 13 hectáreas se convertirá en un espacio icónico de la ciudad. Además de contar con un diseño y un paisajismo singular, su ubicación, rodeado por el Centro de Negocios y junto a la nueva estación de Chamartín,lo dotará de un carácter único.

2. Otro elemento de gran importancia es el eje verde, formado por una red de parques que se conectan entre sí y con los parques ya existentes en los barrios. Es la continuación del principal eje vertebrador de la ciudad (Prado- Recoletos- Castellana) y será la conexión natural de la ciudad con el Monte de El Pardo.

DOTACIONES PÚBLICAS

Para situar en el proyecto los más de 250.000 metros cuadrados de suelo para dotaciones públicas se ha seguido una premisa muy clara: éstas debían servir no sólo para atender las necesidades de los nuevos vecinos que vengan a vivir a la zona, sino principalmente para dar respuesta a las demandas históricas de los barrios limítrofes ante la carencia de equipamientos públicos suficientes.

Por ese motivo, para definir dónde debían situarse los centros de salud, los centros de mayores, los colegios o los equipamientos deportivos, se ha hecho un profundo estudio de cada uno de los ámbitos, en los que se han tenido muy en cuenta las opiniones de los vecinos.