Las variantes de los juegos de construcción de ciudades son numerosas y pueden satisfacer a todo tipo de jugadores. En el japonés ActRaiser, por ejemplo, el jugador es Dios y su objetivo es reconquistar el mundo que se ha dejado encantar por Satanás mediante la creación de civilizaciones.

En El Señor del Olimpo: Zeus, o en su extensión El Señor de la Atlántida: Poseidón, son los dioses griegos quienes se ocupan de construir ciudades de la época, donde no faltan los teatros y los gineceos. Ambos títulos forman parte de la serie de juegos City Building, de Impressions Games. El primero de esta serie es Faraón, que se basa en la construcción de asentamientos y ciudades en el Antiguo Egipto.

En SimTower, también conocido como The Vertical Empire, el objetivo es construir un único rascacielos que puede llegar hasta las 100 plantas. Obviamente, como enseñan todos los preceptos del urbanismo moderno, la torre tiene que tener usos mixtos: no sólo viviendas y oficinas, sino también bares, restaurantes y zonas de ocio. ¡Ni jugando hay que olvidarse de la sostenibilidad!

En Aven Colony, que salió al mercado en el verano del pasado año, los jugadores son trasladados al futuro y, por primera vez en la historia de la humanidad, tienen que colonizar un planeta fuera del sistema solar. El objetivo es construir asentamientos y ciudades que protejan a los humanos de las amenazas del mundo hostil y de las invasiones alienígenas, pero también establecer una sociedad donde cada uno encuentre su espacio y trabajo.

Esta recopilación, lejos de ser completa, es tan sólo una muestra de la gran oferta de City Builders que se pueden encontrar en el mercado, para todos los bolsillos y gustos. Y también una prueba de que el urbanismo, con todas sus implicaciones y dificultades, despierta pasiones, ya que diseña el marco en el que la mayor parte de los seres humanos hacemos nuestra vida.