NUEVAS CONEXIONES
UNIENDO LOS BARRIOS
Madrid Nuevo Norte conecta barrios históricamente aislados entre sí, cosiendo una herida urbana causada por la playa de vías.
El proyecto articula múltiples conexiones, tanto este-oeste como norte-sur, pensadas para unir los distritos del norte entre sí y con el resto de la ciudad.
Se construyen tres puentes (Santo Domingo de la Calzada, Herrera Oria y Malmea) que unirán los barrios del este con los del oeste tanto en transporte público y privado como a pie y en bicicleta
A ellos se sumará un túnel de tráfico rodado y una pasarela peatonal y ciclista que conectarán entre sí las calles Afueras de Valverde y Puente La Reina.

Las calles al norte y al sur de la estación de Chamartín y la prolongación de la calle Viejas completarán las conexiones transversales al ámbito.

En dirección norte-sur, el gran eje vertebrador será la calle Agustín de Foxá, que unirá Plaza de Castilla con la carretera de Colmenar y, a través de esta, con la M-40.

Los otros dos ejes N-S serán las calles Antonio de Cabezón y Mauricio Legendre