Anillo Verde Ciclista, pedaleando Madrid de punta a punta

  • Sostenibilidad

Los 64 kilómetros del Anillo Verde Ciclista comunican los barrios de la periferia de Madrid con grandes parques como el Lineal del Manzanares, el Juan Carlos I o la Casa de Campo.

Desde su inauguración en 2007, miles de ciclistas madrileños utilizan esta vía para el ocio y el deporte, aunque también ha servido para fomentar la movilidad sostenible.

Actualmente, esta gran infraestructura ciclista está siendo remodelada para mejorar su accesibilidad y su iluminación, y podrá volver a ser recorrida en su totalidad en verano de 2021.

 

El Anillo Verde Ciclista es, desde hace más de una década, la infraestructura pensada para la bicicleta más emblemática de la capital. Identificada oficialmente como AVC-64, esta vía ciclista rodea el casco urbano de Madrid con un trazado circular que en su mayoría discurre en paralelo a la M-40 y que conecta entre sí los barrios de la periferia. También facilita el acceso en bici a pulmones verdes como el parque Juan Carlos I, la Casa de Campo o el Parque Lineal del Manzanares. Dividido en seis tramos tomando como referencia las seis autovías radiales que lo cruzan, de la A-1 a la A-6, el anillo recorre nueve de los 21 distritos de la capital: Fuencarral-El Pardo, Hortaleza, San Blas, Moratalaz, Puente de Vallecas, Usera, Carabanchel, Latina y Moncloa-Aravaca.

En la actualidad, el Anillo Verde está inmerso en pleno proceso de remodelación a lo largo de todo su trazado de manera que, dentro de poco, esta vía ciclista volverá a lucir su mejor cara, más accesible y segura.

 

Un hito para los ciclistas madrileños

Por sus áreas de descanso, su señalización de puntos kilométricos, y su trazado continuo, los aficionados madrileños han hecho suyo el anillo desde el primer momento, llegando a acuñar el término “anillada” para definir las quedadas organizadas para pedalear por su característico firme de color rojo intenso. Y, aunque su principal uso es deportivo y de ocio, esta infraestructura también fomenta la práctica del ciclismo como medio de transporte sostenible, al conectar en bici muchos barrios que hasta entonces vivían a espaldas unos de los otros.

En 2007 se inauguró oficialmente, tras la nada despreciable obra de ingeniería que supuso la construcción y adecuación de 20 pasarelas, puentes y túneles. Todos ellos salvan los accidentes naturales o artificiales que mantenían aislados unos barrios de otros, en muchos casos causados por trazados del ferrocarril o por vías rápidas de circulación de vehículos.

“El anillo verde fue una gran idea para fomentar el uso de la bicicleta en Madrid ciudad, pero también en toda la Comunidad”, comenta José Almagro Valero, secretario general de la Federación Madrileña de Ciclismo (FMC). “Lo más importante es que aportó seguridad a mucha gente a la que le daba miedo circular con su bicicleta rodeada de tráfico”, destaca.  Este recorrido que rodea la ciudad, señalizado e iluminado, supuso para Almagro Valero un paso definitivo en el avance del ciclismo como uno de los deportes favoritos de Madrid. Y es que, según los cálculos de la FMC, hay unos 50.000 madrileños que pedalean con cierta regularidad.

 

anillo verde ciclista vias ciclables carriles bici en madrid

A lo largo del Anillo Verde los ciclistas conviven los paseantes y corredores, con carriles reservados para cada uso. Foto: madrid.es

 

Ocio y deporte en bici

El Anillo Verde Ciclista se ha consolidado como el recorrido amable por excelencia para la práctica del ciclismo en la capital. Cubrir todo su trazado a 15 km/h precisa aproximadamente cuatro horas y media, aunque los ciclistas más veloces pueden completarlo en bastante menos. Sin embargo, por ser una vía muy concurrida, Almagro Valero no lo recomienda para el entrenamiento de ciclistas federados que, para su rendimiento deportivo, requieren alcanzar velocidades superiores a los 25, o incluso los 28 km/h. En estos casos, nos comenta, se puede utilizar su recorrido para acceder a vías más adecuadas para ese propósito, como el carril bici de Colmenar.

Y es que no hay que olvidar que el Anillo Verde no es frecuentado solamente por ciclistas, sino que gran parte está también acondicionada para recorrerse a pie, con una franja reservada para ese uso. Son muchos los corredores y grupos que pasean por distintos tramos de su trazado, especialmente los fines de semana, conviviendo con el tránsito de bicis.

 

Facilitar la movilidad entre los barrios

Roberto Mena, amante de la bicicleta y propietario de LoboBike, tienda, taller y club ciclista ubicado en el barrio de Las Tablas, transita a menudo por el Anillo Verde Ciclista. En su opinión es importante reconocer “su aportación como medio de transporte alternativo, no solo para pasar un buen rato. Hay mucha gente que la utiliza a diario para desplazamientos de trabajo. Por ejemplo, viaja en Cercanías hasta Chamartín con su bici, y luego cubre la última parte del recorrido por este medio”. Se trata de un uso práctico de esta infraestructura previsto desde su diseño, ya que el Anillo Verde Ciclista pasa por 20 estaciones de Metro, seis de Cercanías y tres de Metro Ligero.

Mena considera que un impulso importante para el uso del Anillo Verde vendrá cuando se avance en su conexión con otras vías ciclistas hacia el centro de Madrid y que den servicio a los barrios que cruza esta infraestructura: “Sería un paso definitivo para aumentar mucho su uso en los desplazamientos de a diario”, comenta. Conexiones que, a su paso por Fuencarral y Las Tablas, han sido contempladas en el proyecto de Madrid Nuevo Norte, que regenerará más de 300 hectáreas del norte de la capital. Los 13 kilómetros de vías ciclistas planificadas se unirán en dos puntos con el Anillo Verde, y formarán una red que conectará la zona con el monte de El Pardo, así como con todos los barrios de rodean el proyecto.

 

anillo verde ciclista puente pasarela sobre la A 2 paso peatonal

Tanto el diseño como los colores azul y naranja de los puentes y pasarelas del Anillo Verde los hacen fácilmente identificables. Foto: Álvaro Ibáñez.

 

Mejoras en accesibilidad, nuevo pavimento y alumbrado

Para volver a disfrutar de nuevo del Anillo Verde en su totalidad habrá que esperar aún unos meses. El Ayuntamiento está desarrollando trabajos de remodelación en todo su recorrido, que está previsto que concluyan en verano del año que viene. Las actuaciones están relacionadas con criterios de accesibilidad, especialmente orientadas para personas invidentes, así como con la renovación del pavimento y la incorporación de alumbrado LED. La vía ciclista también va a contar con nuevo mobiliario urbano y se van a ensanchar y adaptar hasta 17 zonas puntuales en las cuales se han detectado aspectos de mejora.

11 agosto 2020

Autor

Distrito Castellana Norte


11 agosto 2020

por Distrito Castellana Norte