Cuatro fotógrafos que retrataron el Madrid de antaño

  • Cultura y Ocio
  • Madrid

El trabajo de unos pocos pioneros del reporterismo gráfico que retrataron el Madrid nos permite viajar desde el siglo XIX hasta la década de 1950.

Las estampas recogidas por fotógrafos como Jean Laurent, Alfonso, Catalá Roca o Santos Yubero adentran al espectador moderno en el día a día de los madrileños en las calles y plazas de la capital.

 

Desde el invento del daguerrotipo en 1839, el arte fotográfico no ha dejado de evolucionar, sustituyendo a la pintura en los archivos que reflejan lo cotidiano, las costumbres de las personas anónimas que habitan la ciudad. Un puñado de fotógrafos pioneros del reporterismo de distintas épocas dedicaron años de su vida a retratar Madrid, legándonos un material que hoy resulta fundamental para conocer la sociedad de su tiempo y haciendo bueno el dicho popular “una imagen vale más que mil palabras”.

Los cuatro fotógrafos aquí seleccionados son algunos de los más destacados, por lo prolífico de su obra sobre Madrid, y por haber puesto el objetivo de sus cámaras no sólo en edificios y momentos históricos, sino de ciertos detalles la vida de los madrileños que sin ellos se hubiesen perdido, imágenes que se han convertido en documentos irremplazables para conocer el pasado de la capital.

 

6 Carruaje laboratorio de JLaurent en 1872 1

Detalle del carruaje-laboratorio de Jean Laurent en 1872 en el centro de Madrid. El negativo de vidrio original se conserva en el Instituto del Patrimonio Cultural de España. Fuente: Carlos Teixidor Cadenas

 

Jean Laurent: arquitectura y gentes

A mediados del siglo XIX, España era un país de 15 millones de habitantes que iniciaba su industrialización con inversiones foráneas, y fueron también extranjeros sus primeros “notarios visuales”. Fotógrafos como el francés Jean Laurent (1816-1886), que recorrió todo nuestro país con su “estudio móvil” (un carromato) hasta instalarse, en 1856, en la Carrera de San Jerónimo. Hizo fortuna en Madrid, donde Isabel II llegó a nombrarlo fotógrafo de cámara, pero no se limitó a los retratos de personajes notables, sino que su interés por la arquitectura y la vida urbana le llevó a reflejar los espectáculos de la ciudad, sus principales monumentos, plazas y calles, dejándonos el archivo visual más importante del XIX. Debemos a Laurent, por ejemplo, conocer mejor la plaza de toros de Goya, ubicada donde ahora se levanta el WiZink Center y que funcionó entre 1874 y 1934, o la Plaza Mayor convertida en jardín francés. Pero, además de su inmenso archivo de arquitectura y monumentos de la capital, también se colaron por su primitivo objetivo algunas valiosas escenas cotidianas y anecdóticas de Madrid y sus gentes.

 

Puerta Sol en 1903 JeanLaurent

Puerta del Sol en 1903. Foto: Jean Laurent/Memoria de Madrid/Ayuntamiento de Madrid.

 

Alfonso y su saga: fotoperiodismo castizo

Con el comienzo del siglo XX ya llevaba cinco años como aprendiz de fotógrafo Alfonso Sánchez García (1880-1953), más conocido como “Alfonso”, precursor de las agencias de reporterismo gráfico junto a sus hijos. De su estudio, que llegó a contar con veinte trabajadores, salieron bajo el sello “Alfonso” 400.000 fotografías que proveían a todos los medios de Madrid.

Con él se inicia un reporterismo gráfico castizo, alejado de la fotografía pictórica y grandilocuente mayoritaria en su época. Su extensa colección nos permite asomarnos hoy, por ejemplo, a los lavaderos que se asentaban en el Manzanares en las primeras décadas del siglo XX, saber cómo celebraban los trabajadores el 1 de Mayo en la Casa de Campo o visualizar con precisión esa calle de Alcalá donde, hace exactamente un siglo, convivían los tranvías, los carros tirados por caballos y los primeros automóviles, que prestaban servicio como taxis, apenas dos centenares de coches de las marcas Bouton, Berliet y Citroën.

 

fotografos de madrid alfonso 1

Escena captada por Alfonso Sánchez García en 1915 de un grupo de madrileños celebrando el 1 de mayo en la Casa de Campo. Fuente: Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía.

 

Nada escapaba a los ojos de un reportero nato como Alfonso, y lo mismo retrataba a relevantes políticos y hacía de testigo de momentos clave de su agitado siglo como se detenía en el revuelo que provocaba en la chiquillería la aparición de un barquillero en el barrio de Moncloa.

La saga continuó con su hijo, Alfonso Sánchez Portela (1902-1990), que asumió el diminutivo de Alfonsito para evitar confusiones, y que fue el primer fotógrafo admitido, en 1989, como académico en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. En el gran estudio familiar también se trabajaban fotomontajes, como el elaborado por Alfonso hijo, que combina su propio retrato montado en un autogiro junto al artífice de este ingenio volador, Juan de la Cierva, con una fotografía aérea de Cibeles tomada durante el famoso vuelo del inventor en 1934.

 

EN EL RETIRO CASA DE FIERAS Martin santos yubero

Domingo familiar en el parque de El Retiro, junto a la Casa de Fieras (1937). Archivo Regional de la Comunidad de Madrid. Fondo Martín Santos Yubero. Signatura 32333.10. Cedida gratuitamente por el ARCM.

 

Santos Yubero y el valor documental   

Coetáneo de Alfonsito e igual de precoz fue el vallecano Martín Santos Yubero (1903-1994). De muy joven, para aprender el oficio, Santos Yubero solía acercarse con frecuencia al estudio familiar de Alfonsito, con quien estableció amistad. Periodista desde los 17 años y reportero gráfico desde los 24, era un madrileño castizo hasta la médula que vivió en Lavapiés desde los siete años hasta el final de su vida.

Sin duda es uno de los fotógrafos más prolíficos del siglo pasado y su archivo consta de medio millón de imágenes de las que varios miles se centran en la vida cotidiana de Madrid. Su profesionalidad primaba sobre cualquier otra consideración y esa actitud le abrió todas las puertas, permitiéndole registrar ampliamente la vida del país y el momento histórico que le tocaron en suerte.

En los retratos del Madrid de su época se percibe la humildad del artista, que sabe colocarse fuera de la obra para dejar que hablen sus protagonistas, lo que dota a sus obras de un realismo impagable por su valor documental. De esa manera, retrató la espontaneidad de unos visitantes domingueros de la Casa de Fieras del Retiro que dan la espalda al fotógrafo, o captó el ensimismamiento de una niña leyendo en la Feria del Libro, ajena al mundo de los adultos. O el disfrute de varias familias en su día de descanso, que no resultan intimidadas por la cámara ni forzadas a adoptar una pose mientras se bañan en el Manzanares.

 

banandose en el manzanares martin santos yubero

Madrileños bañándose en el Manzanares junto al puente de los Franceses, en los años 40. Archivo Regional de la Comunidad de Madrid. Fondo Martín Santos Yubero. Signatura 4358.19. Cedida gratuitamente por el ARCM.

 

Francesc Català-Roca: los elegantes años 50  

En la década de los 50 la Segunda Guerra Mundial quedaba atrás, España se abría al exterior y aquellas películas, las músicas que se escuchaban y la irrupción de la alta costura perfumaron la actualidad con un aroma nuevo y una especial devoción por “lo estético”.

En 1953 presentaba su primera exposición individual el tarraconense Francesc Catalá-Roca (1922-1998) hijo de fotógrafo y colaborador de publicaciones gráficas que siempre se consideró más documentalista que artista. Su manera de captar la realidad cotidiana y urbana creó escuela. En sus trabajos sobre la Gran Vía madrileña de los primeros 50 ofrece una visión cosmopolita, alegre y más mundana del entorno que sus colegas precedentes. Sus fotos están protagonizadas por mujeres elegantes recorriendo la más moderna y cinematográfica arteria madrileña. Y hasta la imagen de una estraperlista ejerciendo su prohibida actividad en plena calle se tiñe con el misterio de una película de cine negro al atravesar su lente.

 

CATALA ROCA fotografia Estraperlista en la Gran Via de Madrid 1952

Estraperlista en la Gran Vía de Madrid (1952). Francesc Català-Roca/ Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía.

20 agosto 2021

Autor

Distrito Castellana Norte


20 agosto 2021

por Distrito Castellana Norte