fbpx

Drones al servicio de las ‘smart cities’

  • Modelo de ciudad

Desplazamientos más sostenibles y baratos, optimización de tiempos y descongestión del tráfico urbano son algunas de las ventajas de los drones para transporte y los aereotaxis.
España realizará en 2022 las primeras demostraciones con aerotaxis en Barcelona y Santiago de Compostela.

Las aplicaciones de los drones en las ciudades son múltiples: vigilancia y seguridad urbana, gestión de emergencias y del tráfico, mantenimiento de infraestructuras, cartografiado de calles y grabación de eventos, entre otras. Pero en la era de las ciudades inteligentes la gran novedad, aún en fase de prueba, será su implantación para la entrega de paquetería ligera y el traslado de personas.

 

Madrid ya es pionera en Europa en probar el reparto de paquetería a domicilio con drones, gracias a la puesta en marcha de un proyecto piloto en el distrito de Villaverde En ese distrito del sur de la ciudad, el Ayuntamiento ha habilitado un sandbox o entorno de pruebas seguro para drones alrededor de La Nave, un centro de emprendimiento e innovación municipal. El ámbito de actuación abarcará el polígono industrial en el que se ubica el centro y allí podrán testar sus proyectos tanto empresas consolidadas de los sectores tecnológicos y de la automoción, como start up.

Sin embargo, antes de que la puesta en marcha generalizada de los drones mensajeros sea una realidad, habrá que adaptar la normativa, habilitar las azoteas, fijar un sistema de gestión del tráfico urbano de drones y establecer rutas de reparto que no entren en conflicto con otras aeronaves. Dichas rutas tendrán que estar libres de obstáculos, cumplir con la altura máxima permitida y evitar sobrevolar zonas sensibles.

La normativa sobre vuelo de drones, que cambió el pasado 31 de diciembre, permite tres categorías de vuelo: abierta, específica y certificada. De ellas, la única que está exenta de autorización expresa de la European Union Aviation Safety Agency (EASA) es la primera, que engloba la mayoría de operaciones recreativas y entraña menor riesgo, mientras que la entrega de paquetería entraría dentro de la específica.

 

Drone flying over city at sunset

El reparto de pequeña paquetería mediante drones está cada vez más cerca, pero requerirá adaptaciones en su normativa de uso y una adaptación del espacio urbano y de la gestión del tráfico aéreo.

 

Encaje en las ‘smart cities’

A nivel europeo y aunque con retraso con respecto a Estados Unidos, U-Space es un ambicioso proyecto para hacer del espacio aéreo europeo un complejo ecosistema en el que coexistan en armonía todo tipo de aeronaves. Para ello, se crearán espacios segregados por diferentes niveles de seguridad y será necesaria una alta digitalización y automatización de funciones. Para la seguridad del tráfico aéreo de drones será crucial la mejora de las comunicaciones entre estos dispositivos. Una iniciativa conjunta de Telefónica, Correos y Ericsson promovida por Red.es, entidad pública para el impulso de la digitalización y la innovación, probará las mejoras de posicionamiento mediante transferencia de datos con 5G ante el previsible aumento del número de drones sobrevolando nuestras ciudades en los próximos años.

El Reino Unido prevé tener operativo a finales de 2021 Air One, su primer aeropuerto urbano dedicado a drones de reparto y aerotaxis en la ciudad de Coventry. Detrás de esta iniciativa, están Urban Air Port, Hyundai y el propio Gobierno británico, que presentan el proyecto como el aeropuerto más pequeño del mundo.

 

Render-de-Urban-Air-Port

Recreación del aeropuerto urbano para drones de reparto y aerotaxis Air One, proyectado en la ciudad de Coventry (Reino Unido). Imagen: Urban Air Port/Hyundai.

 

Experiencias internacionales

Australia ya ha probado drones mensajeros sobre zonas pobladas, aunque de momento el Gobierno sólo permite que estos artefactos sobrevuelen tres barrios de Canberra con la consigna de evitar pasar por calles principales y por encima de personas. El servicio contempla exclusivamente el reparto de productos de comercios locales en horario diurno de lunes a sábado, según recoge ABC.

En Estados Unidos, la Administración Federal de Aviación (FAA en inglés) autorizó el pasado año la distribución logística mediante drones a empresas de la talla del gigante del comercio online Amazon, la compañía global de mensajería UPS y la cadena de supermercados Walmart. Aunque el servicio se encuentra en fase de pruebas, la logística de distribución de paquetes ligeros está más cerca de abaratar costes, acortar tiempos de entrega y reducir la huella de carbono de sus repartos con esta solución.

Un año antes, la Autoridad de Aviación Civil de Singapur comenzó unas pruebas piloto en el marco de su estrategia de desarrollar un sistema aéreo urbano no pilotado que contribuya a la seguridad, eficiencia y sostenibilidad del reparto aéreo en megalópolis como ésta. Así, en 2019, la compañía aeronáutica Airbus testó con éxito su sistema de reparto de paquetes con drones Skyways con rutas preestablecidas “de orilla a barco”, el primero de sus características en un entorno marítimo.

En países como Sudáfrica o Tanzania el transporte de medicinas o sangre con drones ya es una realidad. Lo anticipó el proyecto denominado Droneport de 2015 de Foster+Partners, diseñado para implantarse en la República Centroafricana y Ruanda. Consiste en el diseño de un espacio seguro para el aterrizaje de drones en zonas densamente pobladas de difícil acceso por malas comunicaciones o barreras geográficas. El recinto, concebido como un espacio de usos mixtos entre los que se contempla el sanitario, funcionaría como un punto más en una red de rutas de drones capaces de entregar suministros urgentes y críticos.

 

Aerotaxis, un paso más

Ya se han testado aeronaves eléctricas de despegue y aterrizaje vertical (eVTOL son las siglas de su denominación inglesa) para el traslado de personas. Podrían funcionar como aerotaxis, con una o dos personas a bordo; como aerometro, a modo de lanzadera; y como aeroambulancias, para trasladar tanto material como personal sanitario.

Volocopter es una consolidada empresa alemana que cuenta con el visto bueno de la EASA para diseñar eVTOL y que espera abrir sus primeras rutas comerciales de aerotaxi en los próximos dos años. Pero no es la única. Hyundai, aprovechando su músculo como fabricante de vehículos eléctricos a gran escala, trabaja en su propio modelo de aerotaxi y anunció el pasado año su alianza con el gigante de la movilidad compartida Uber para implementar en esta década un servicio de aerotaxis a escala global, inicialmente pilotados pero que posteriormente pasarían a ser autónomos.

En España, ENAIRE, gestor nacional de la navegación aérea, participará en dos proyectos de financiación europea, CORUS-XUAM Y AMU-LED, para realizar en 2022 las primeras demostraciones con aerotaxis en este país, concretamente en Barcelona y Santiago de Compostela.

Nuestro país también tiene experiencia en el desarrollo de tecnología e infraestructura relacionada. Tecnalia, parque científico y tecnológico de Guipúzcoa, tiene en su haber el desarrollo del primer aerotaxi español para transporte urbano. Por su parte, Ferrovial acaba de presentar una propuesta al ministerio de Industria y de Transición Ecológica de crear una red de más de 20 aeropuertos verticales o vertipuertos en España 100% sostenibles para el uso de aerotaxis. Para determinar las localizaciones óptimas de estos vertipuertos y dónde existe una potencial demanda se recurrirá al Big Data.

Actualmente y al margen de las trabas regulatorias, la principal barrera tecnológica por superar con respecto a estos aerotaxis eléctricos autónomos es la autonomía de las baterías, que condiciona variables como distancias y peso a transportar. También pueden plantear un impacto ambiental y sonoro, y abrir un debate en el plano de la seguridad.

 

El uso de este tipo de aeronaves para el traslado de personas está en fase de prueba y su generalización requerirá solucionar trabas regulatorias y algunas barreras tecnológicas. Imagen: Airbus.

7 mayo 2019

Autor

Distrito Castellana Norte


7 mayo 2019

por Distrito Castellana Norte