fbpx

Madrid Nuevo Norte recupera la mezcla de usos: el 90% de las manzanas de vivienda contará con comercios en planta baja

  • Modelo de ciudad
  • Proyecto

Nueve de cada diez manzanas de vivienda en Madrid Nuevo Norte tendrán usos mixtos e incluirán comercios en planta baja, lugares de trabajo y dotaciones.
El proyecto apuesta por la vida urbana y el encuentro en la calle, mediante un modelo urbano que potencia la existencia de usos variados, que conviven y se complementan.

 

usos mixtos madrid nuevo norte comercio proximidad planta baja

 

La existencia de vida urbana en calles y plazas evita que los espacios públicos se conviertan en lugares inhóspitos. Madrid Nuevo Norte ha apostado por fomentar la actividad en las calles mediante el diseño de la ciudad y la definición de los usos que van a convivir en la zona.

Existe un factor clave para la aparición de esa vitalidad urbana, y es que haya actividades en torno a las que se produzca el encuentro social. La cultura, el comercio, el deporte, el ocio… mueven a las personas a salir de su espacio privado individual, a juntarse con otros ciudadanos y compartir el mismo entorno.

Entre las actividades que mueven al encuentro urbano destaca especialmente el comercio en planta baja, que contribuye de forma decisiva a que las calles se llenen de vida. Las ciudades tradicionales europeas mezclan en sus edificios diferentes usos que se complementan y hacen que se active el espacio público. Así, combinan en un mismo edificio o en una misma calle tanto viviendas como lugares de trabajo, locales comerciales, escuelas, centros culturales, parques… lo que enriquece la calidad del espacio común y fomenta la interacción entre vecinos.

Esta mezcla de usos se perdió en gran medida en las últimas décadas, con modelos urbanísticos en los que hay zonas exclusivamente para viviendas, otras sólo para oficinas, y así sucesivamente. Separar estos usos ha llevado en muchas ocasiones a vaciar de actividad las calles, a depender del coche para desplazarse y a ir de garaje en garaje en el día a día, negando ese espacio público tan necesario. Esto se ha podido ver en ejemplos cercanos como numerosos desarrollos urbanísticos del cambio de siglo XX al XXI en nuestro país. Su diseño puso el foco en un modelo de ciudad que descuidaba aspectos necesarios para el bienestar de los ciudadanos que viven en los nuevos barrios.

Las corrientes urbanísticas más avanzadas de la actualidad tratan de romper esa tendencia de las últimas décadas a crear ciudades dormitorio, vacías de vida en las horas del día; ciudades de negocios, totalmente desiertas en las horas de la noche, y grandes centros comerciales o malls aislados de su entorno.

 

vida urbana ok scaled

El comercio en planta baja potencia la actividad en la calle y crea ciudades llenas de vida

 

Madrid Nuevo Norte, el proyecto de regeneración urbana del norte de Madrid ha integrado desde sus primeros momentos el cometido de vitalizar el espacio público. Para ello ha recuperado los usos mixtos de forma decidida: más del 90% por ciento de las manzanas de viviendas incorporarán comercio en planta baja, y se va a potenciar la existencia de centros de trabajo y oficinas en primera planta.

Además de estos usos terciarios integrados en la edificación residencial, se contempla la posibilidad de implantar actividades dotacionales, como clínicas o gimnasios. Todo ello potenciado por una eficiente red de transporte público hiperconectada que permite desplazarse fácilmente sin recurrir al coche.

Con esta medida se procura, mediante un modelo urbano pionero y responsable, recobrar la necesaria variedad de usos y tipologías que repercutirá en una mayor calidad de vida de los habitantes del norte de Madrid.

 

mezcla de usos madrid nuevo norte comercio planta baja scaled

Madrid Nuevo Norte apuesta por el comercio de proximidad y los usos mixtos.

29 octubre 2019

Autor

Distrito Castellana Norte


29 octubre 2019

por Distrito Castellana Norte