Madrid Nuevo Norte, un proyecto de “drones y abejas”

  • Distrito Castellana Norte
  • Proyecto

El director de Estrategia de DCN, Miguel Hernández, explica en el foro Madrid Platform que la movilidad sostenible ha sido la base para diseñar el modelo urbano de Madrid Nuevo Norte.

La innovación y la sostenibilidad son las palancas imprescindibles para hacer de Madrid Nuevo Norte el lugar donde las personas querrán vivir y trabajar.

 

Miguel Hernandez

 

El director de Estrategia y Desarrollo Corporativo de Distrito Castellana Norte (DCN), Miguel Hernández, ha explicado hoy las principales estrategias de movilidad que se desarrollarán en Madrid Nuevo Norte, para cumplir el objetivo de crear un distrito sostenible desde el punto de vista medioambiental y que ofrezca calidad de vida a residentes, trabajadores y visitantes.

Hernández, quien ha participado en el Foro Internacional para la Movilidad Sostenible & Smart Cities, en el marco del evento empresarial Madrid Platform, ha subrayado que todo el diseño del proyecto se ha concebido desde el parámetro de la movilidad sostenible. Para ello, se ha analizado la relación del ámbito del proyecto con el conjunto de Madrid, de España y del exterior, poniendo en valor la cercanía del aeropuerto de Barajas y la estación de Chamartín, corazón del proyecto y futuro nodo principal de la alta velocidad del país.

Hernández ha puntualizado que la puesta en marcha de Madrid Nuevo Norte mejorará también la movilidad interior de Madrid. “Nos han criticado a veces con el argumento de que la nueva edificabilidad que se va a generar creará más problemas de atascos, pero los números lo desmienten”, ha afirmado el responsable de DCN. La ubicación de Madrid Nuevo Norte —concretamente en la zona donde se situará el Centro de Negocios— tiene una accesibilidad excelente: más de 4,8 millones de viajeros pueden alcanzarla en una hora, con las actuales infraestructuras de transporte público. Se trata de la localización ideal para conseguir el objetivo de un cambio de paradigma de la movilidad, en la que el vehículo privado y contaminante ocupe cada vez menos espacio, y se potencie el transporte público y la movilidad “blanda”, es decir, los recorridos a pie, en bicicleta, en patinete o en otras medios de movilidad personal. Según Luis Cabrera, director de Energía, Sostenibilidad y Movilidad de CBRE España, que ha participado en el coloquio con Miguel Hernández, “Madrid Nuevo Norte marcará tendencia en movilidad. Por su tamaño y su relevancia, puede influir en toda la ciudad”, ha explicado.

Para que este cambio se produzca, han razonado ambos protagonistas del foro, es necesario trabajar en dos sentidos: por un lado, es fundamental ofrecer excelentes infraestructuras de transporte público, cuyo uso no penalice al usuario frente al coche, especialmente en el factor tiempo. En segundo lugar, hay que desincentivar el uso del vehículo privado con medidas como la reducción de las plazas de aparcamiento en los usos terciarios. Esto es lo que se está haciendo en los grandes proyectos internacionales, según ha explicado Hernández, y lo que también se ha aplicado en Madrid Nuevo Norte.

 

Sin necesidad de desplazarse

Otra de las señas de identidad de Madrid Nuevo Norte, los usos mixtos, también tiene relación directa con la movilidad. La mezcla de usos – residencial, terciario, dotacional y de ocio- no sólo garantiza una ciudad viva a todas las horas del día y todos los días de la semana, sino que reduce las necesidades de desplazamiento. Las personas pueden tener a una distancia razonable para caminar muchas de las cosas que necesitan y de las que disfrutan.

Hernández también ha explicado que otros de los elementos esenciales para crear una ciudad a medida de peatón y ciclista es el el diseño del paisaje urbano. “Creemos que Madrid Nuevo Norte tiene que reflejar la forma de vivir del siglo XXI”, también desde el punto de vista del paisaje. Es importante que la electrificación de la movilidad, por ejemplo, no se refleje en tener aceras llenas de puntos de recarga eléctrica y vehículos recargándose, sino que éstos estén dentro de los edificios y no en el espacio público.

También se está trabajando en soluciones de generación sostenible de energía para la movilidad electrificada. Por ejemplo, según ha citado el directivo de DCN, existe un proyecto de ferrolineras con ADIF, para aprovechar la energía generada por la frenada de los trenes para recargar los vehículos eléctricos.

En todos estos aspectos, la tecnología tendrá un papel muy relevante en los próximos años, en los que surgirán retos que ahora ni se divisan y soluciones hoy impensables. Por eso, en Madrid Nuevo Norte se trabaja con el objetivo de no limitar las posibilidades futuras del proyecto. “No somos adivinos, nadie puede saber cómo van a cambiar las cosas dentro de 20 o 30 años, y por eso hay que adoptar soluciones flexibles”, ha explicado Hernández.

Un campo en el que esta reflexión se hace muy evidente es la logística de última milla. “La movilidad mercancías es ya tan importante como la movilidad de las personas”, ha expresado Hernández. La organización de esta logística, que con el auge del e-commerce va a adquirir una relevancia cada vez mayor, está siendo un reto para las ciudades. Madrid Nuevo Norte cuenta con la ventaja de partir desde cero, no tiene que adaptar lo existente a las nuevas exigencias, sino que puede idear soluciones innovadoras. En esta línea, en el entorno del futuro centro de negocios de Madrid Nuevo Norte, la movilidad de personas y la de mercancías se separarán en dos niveles, aprovechando el subsuelo para el tránsito y el almacenamiento de estas últimas. También se está estudiando la posibilidad de utilizar los espacio de sótano libres debido a la reducción de plazas de aparcamiento en usos terciarios para generar centros logísticos y de almacenaje distribuidos en múltiples edificios.

El responsable de Estrategia de DCN ha revelado que incluso se está estudiando la posibilidad de que las mercancías almacenadas en las plantas sótano de los edificios de oficinas pudieran ser distribuidas por drones en un futuro. “Todavía es pronto, pero nos gustaría”, En ese sentido, Hernández destaca la doble faceta de innovación y sostenibilidad del desarrollo, aspectos que se complementan y refuerzan. “Queremos que Madrid Nuevo Norte sea el proyecto de la innovación y la sostenibilidad, el proyecto de los drones que simplifiquen la logística urbana y de las abejas que traigan a la ciudad las flores del monte de El Pardo”, ha concluido.

 

12 mayo 2021

Autor

Distrito Castellana Norte


12 mayo 2021

por Distrito Castellana Norte