Vías de tren y otras infraestructuras que se cubren de verde

Home/Destacadas/Vías de tren y otras infraestructuras que se cubren de verde

Vías de tren y otras infraestructuras que se cubren de verde

Diversas actuaciones internacionales han convertido zonas de infraestructuras de transporte en parques urbanos para el disfrute de los vecinos.

Madrid Nuevo Norte cubrirá el haz de vías de la estación de Chamartín para crear sobre ellas un gran parque, manteniendo en uso la infraestructura ferroviaria.

Las vías ferroviarias, las pistas de los aeropuertos y las carreteras son infraestructuras de transporte pensadas para unir y acercar, aunque paradójicamente han supuesto a menudo una barrera entre zonas urbanas, que han quedado separadas y aisladas a ambos lados de dichas obras de ingeniería.

La importancia estratégica de estos medios de transporte a media y larga distancia y su enorme utilidad para las personas, así como para la economía de las ciudades, entra en conflicto con la necesaria conexión entre vecinos de una misma ciudad.

Son varias las actuaciones que no se han querido conformar con esta limitación que afecta a la movilidad de muchas personas, y que han aportado nuevos espacios públicos donde antes había sólo asfalto o vías. Uno de los ejemplos más emblemáticos de recuperación de infraestructuras para el peatón está en Madrid, y no es otro que es el soterramiento de la M-30, inaugurado en 2011 y que dio lugar a la recuperación del entorno del río Manzanares para el disfrute de los vecinos y visitantes de Madrid.

Madrid pronto contará con otro proyecto, Madrid Nuevo Norte, que va a unir barrios históricamente separados del norte de la capital, manteniendo en uso las vías férreas por las que transitan diariamente cientos de trenes de Cercanías, media y larga distancia. Para ello, en este caso no se va a recurrir a un soterramiento: gracias a la altura relativa de la playa de vías respecto a los barrios colindantes, se optará por cubrir con una gran losa el haz de vías entre la M-30 y la estación de Chamartín para crear un gran parque urbano sobre las líneas de tren. De esta manera, Madrid conseguirá un gran espacio público emblemático, espacio perdido para los ciudadanos durante décadas y que pasará a ser un nuevo centro de actividad y ocio y una referencia del Madrid del siglo XXI.

INFRAESTRUCTURAS EN DESUSO

Otra situación muy distinta se da cuando las infraestructuras de transporte están en desuso. A lo largo del tiempo, algunas de las líneas ferroviarias, carreteras o incluso pistas aeroportuarias ubicadas en ciudades de todo el mundo han quedado obsoletas, abandonándose, convirtiéndose en puntos inaccesibles para el ciudadano, y a menudo quedando ocultas a los ojos de la mayoría. En los últimos años son varias las iniciativas a nivel internacional que han recuperado estos espacios como nuevos parques urbanos, aprovechando o evocando la vegetación que, con el tiempo y de forma espontánea, ha ido creciendo en estos terrenos.

Devolver a las personas el espacio que ha dejado de tener el uso para el que fue concebido, hacerlo accesible y resaltar la poética de las ruinas abandonadas y tomadas por la vegetación, son algunos de los propósitos que precedieron a la creación del Schoeneberger Sudgelande Nature Park en Berlín. Abierto al público en 1999, en él se puede pasear por antiguas vías del tren recubiertas parcialmente de musgo y aprisionadas por las raíces de abedules y otras especies arbóreas.

Vías de tren y otras infraestructuras que se cubren de verde

Schoeneberger Sudgelande Park, en Berlín. Foto: Hanson59

Un espíritu parecido impulsó a varios vecinos de Meatpacking District en Nueva York a fundar la asociación Friends of the High Line, que impulsó la creación de un parque público en la plataforma de la antigua línea de tren elevada. La vía férrea recorría desde los años 30 a los 80 las fábricas de carne del oeste de Manhattan para su abastecimiento. Las imágenes de la vegetación silvestre que, de forma natural, se había apoderado poco a poco de la plataforma, sirvieron de inspiración para el original diseño de los arquitectos Diller Scofidio + Renfro y el paisajismo de James Corner. El parque se inauguró en 2009.

Vías de tren y otras infraestructuras que se cubren de verde

Una vista de la neoyorquina High Line sobre la ciudad

La creación de zonas verdes en grandes infraestructuras de transporte en desuso tiene como ejemplo reciente el Tempelhofer Feld, también en Berlín, que desde 2010 ha convertido los terrenos asociados a las pistas de aterrizaje del antiguo aeropuerto en el mayor parque urbano de la capital alemana.

Vías de tren y otras infraestructuras que se cubren de verde

Las antiguas pistas aéreas de Tempelhof hoy son un gran parque en Berlín. Foto: Robert Aehnelt

2018-07-06T10:22:53+00:00 05-07-18|Destacadas|

Nuestro sitio web utiliza cookies con la finalidad de poder recabar información acerca del uso del sitio web.

Utilizamos cookies propias y de terceros con la finalidad de facilitar su navegación e identificar problemas para mejorar nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí ACEPTAR

Aviso de cookies